Odontología restauradora

Restorative Dentistry

“Odontología restauradora” es el término que los profesionales dentales utilizan para explicar el proceso de sustitución de las piezas dentales faltantes o dañadas. Los empastes, las coronas (“fundas”), los puentes y los implantes son algunas de las opciones de restauración habituales. El objetivo es conseguir una sonrisa natural y prevenir problemas de salud bucal en un futuro.

Por qué son importantes los procedimientos de odontología restauradora

  • Rellenar los espacios vacíos en la boca ayuda a mantener los dientes correctamente alineados
  • Sustituir los dientes hace que sea más fácil mantener unos buenos hábitos de cuidado bucal y evitar la acumulación de placa y los problemas relacionados.
  • Cuando falta algún diente, su aspecto y autoestima pueden verse afectados.

Opciones de tratamiento de la odontología restauradora

Empastes

La manera más habitual de tratar una caries es eliminarla y rellenar la pieza con uno o varios materiales. Estos materiales de relleno pueden ser oro, porcelana, una amalgama de plata (que consiste en una mezcla de mercurio, plata, estaño, zinc y cobre), un plástico del color de los dientes o una resina compuesta.

Coronas

Una corona es una funda con forma de diente que se coloca sobre el diente original. Se utiliza para reforzar y proteger la estructura dental. Para realizar una corona, su dentista debe preparar su diente y tomar una impresión. La corona la fabrica un especialista en un laboratorio.

odontologia-restauradora

Las coronas son ideales para los pacientes
que tienen dientes rotos o con caries.

 

odontologia-restauradora

Las coronas se cementan sobre el
diente dañado.

Puentes

Un puente dental cubre el espacio de uno o varios dientes faltantes. Un puente está formado por una corona en cada extremo y uno o varios dientes artificiales que rellenan el espacio entre estas. Los puentes evitan que los otros dientes se desplacen y, una vez colocados, funcionan igual que un diente natural.

ghgchg

Implantes dentales

Los implantes dentales se utilizan para remplazar dientes faltantes. Un implante está formado por dos partes: una pieza de metal para el anclaje y un diente artificial, similar a una corona. Un implante dental tiene el aspecto de un diente real y proporciona la misma sensación que los dientes originales.

Implantes dentales

El anclaje metálico se
inserta en el hueso de la mandíbula.

Implantes dentales

Una vez anclado,
se coloca el diente falso.

Consejos para cuidar las piezas restauradas mediante la odontología restauradora

  • Cepíllese los dientes minuciosamente dos veces al día.
  • Los cepillos eléctricos le ayudarán a eliminar la placa de los dientes y de las piezas restauradas.
  • Asegúrese de utilizar diariamente el hilo dental alrededor de los dientes, de los implantes dentales, de las coronas y de los puentes.
  • Evite masticar demasiado fuerte o comer alimentos pegajosos que podrían dañar su implante, puente o corona.
  • Utilice un enjuague bucal antibacteriano para combatir la placa bacteriana alrededor de las piezas restauradas.