Lesiones blancas superficiales

El eritema migratorio (lengua geográfica, glositis migratoria benigna) es una lesión frecuente, benigna e inofensiva, que se puede diagnosticar normalmente por sus características clínicas. Se presenta como múltiples manchas rojas rodeadas por un borde blanco engrosado e irregular. Una lesión se resolverá en un área y aparecerá en otras (migra). Esta afección normalmente no es dolorosa y no requiere tratamiento. Si el paciente se queja de dolor o ardor con las lesiones, se debe considerar un diagnóstico de candidiasis. Rara vez, las lesiones de eritema migratorio se pueden encontrar en las superficies de la mucosa oral que no sean las de la lengua.

Eritema migratorio
Eritema migratorio

La estomatitis nicotínica* es una lesión de engrosamiento epitelial de la bóveda del paladar, ocasionado por el calor al fumar con pipa, cigarro u, ocasionalmente, cigarrillos.

Esta lesión es blanca, rugosa y asintomática, con aspecto coriáceo, y contiene numerosos puntos rojos o máculas. Las máculas rojas representan los orificios de los conductos de las glándulas salivales inflamadas. La estomatitis nicotínica no se considera una lesión premaligna y no necesita que se biopsie. Sin embargo, se debe animar al paciente a que deje de fumar y se debe evaluar la mucosa oral de forma periódica. El pronóstico de la estomatitis nicotínica es bueno, pero el paciente tiene un riesgo mayor de desarrollar cáncer en otros puntos del tracto aerodigestivo superior.

Estomatitis nicotínica
Estomatitis nicotínica

Nevo esponjoso blanco* es un trastorno genérico, normalmente congénito o que se desarrolla durante la infancia.

La mucosa oral es difusamente blanca, rugosa, engrosada y plegada. La localización más frecuente es de forma bilateral en la mucosa bucal, pero también pueden estar implicadas otras áreas de la mucosa oral. Se pueden ver afectadas la mucosa nasal, faríngea y anogenital. La afección no es dolorosa y otros miembros de la familia suelen tenerla. Las características clínicas y los antecedentes son diagnósticos. Esta afección es benigna y no requiere tratamiento y el pronóstico es excelente.

Nevo esponjoso blanco
Nevo esponjoso blanco

El leucoedema es un cambio blanco generalizado de la mucosa oral que probablemente es una variación de la normalidad más que una enfermedad. Se desconoce la causa, y tiene lugar con más frecuencia en personas de raza negra que de raza blanca. El leucoedema es difuso y está distribuido de forma simétrica en la mucosa bucal y se puede extender a la mucosa de los labios. El aspecto es de gris a blanco, opaco o lechoso. Puede ser liso a la palpación o arrugado, y no se quita al frotar. Una característica clínica específica es que el aspecto blanco disminuye cuando la mucosa bucal se estira. El leucoedema es asintomático, y el paciente no es consciente de su presencia. Se diagnostica de forma clínica y no se necesita una biopsia ni tampoco tratarlo. Es una lesión benigna y no es premaligna.

Liquen plano* es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a la piel y a la mucosa oral. Representa una anomalía en el sistema inmunitario que afecta a los linfocitos T sensibilizados a los antígenos en el epitelio suprayacente escamoso estratificado. Se asocia con frecuencia a medicamentos que el paciente está tomando, y entonces se denomina mucositis liquenoide secundaria a los medicamentos. El liquen plano clásico y la mucositis liquenoide relacionada con los fármacos tienen un aspecto idéntico, clínica y microscópicamente.

Liquen plano
Liquen plano

Las lesiones del liquen plano consisten en manchas pruríticas (con picor), de eritematosas a púrpura claro, algunas veces con un patrón reticular suprayacente de líneas o estrías blancas. Las lesiones orales aparecen con más frecuencia como engrosamientos blancos del epitelio dispuestos en un patrón reticular (estrías de Wickham) con eritema de la mucosa circundante. También pueden aparecer manchas blancas, erosiones eritematosas y úlceras. Las lesiones blancas no son dolorosas, pero las erosiones y las úlceras normalmente lo son. El liquen plano casi siempre tiene múltiples lesiones de forma bilateral, y afecta normalmente a la mucosa bucal. Pueden aparecer lesiones orales con o sin lesiones epiteliales.

pg06b
Lesiones epiteliales del liquen plano

Para el diagnóstico definitivo, normalmente se requiere una biopsia incisiva. Las lesiones asintomáticas no requieren tratamiento aparte de la inspección durante las visitas anuales al dentista. Los corticosteroides tópicos y/o sistémicos casi siempre controlarán, pero no curarán, las erosiones y las úlceras dolorosas del liquen plano. El crecimiento excesivo de los hongos del género Candida (candidiasis) es frecuente en pacientes con liquen plano y se debe tratar con medicamentos antifúngicos.

El término leucoplasia se refiere a una lesión blanca de engrosamiento clínico de la mucosa, que no se puede definir con mayor precisión. La mayoría de las leucoplasias mostrarán hiperqueratosis de forma microscópica, con o sin displasia epitelial, carcinoma in situ, o carcinoma de células escamosas superficialmente invasivo. La leucoplasia es una descripción clínica, y no un diagnóstico, y el término no se usará más adelante en esta charla.

La hiperqueratosis (queratosis focal)* es un término microscópico que significa un mayor engrosamiento de la capa de queratina del epitelio escamoso estratificado sin evidencias microscópicas de células epiteliales atípicas. Clínicamente, las lesiones hiperqueratósicas tienen un aspecto de manchas blancas, rugosas e indoloras que no desaparecen al frotarlas. Normalmente, son irritaciones crónicas a otras secundarias causadas por mordeduras o por tabaquismo.

Hiperqueratosis
Hiperqueratosis

Las lesiones hiperqueratósicas en las superficies de la mucosa oral que normalmente se queratinizan, como el dorso de la lengua, la bóveda del paladar, y la encía insertada, a veces representan una respuesta fisiológica (callos) a la irritación crónica. Estas lesiones normalmente se resolverán si el irritante se elimina y no requieren biopsia cuando se detectan por primera vez. Las lesiones hiperqueratósicas en las superficies que normalmente no están queratinizadas son potencialmente más graves y se deben biopsiar si no re resuelven al retirar los irritantes. Sin embargo, recuerde que la displasia, el carcinoma in situ y el carcinoma de células escamosas pueden aparecer en cualquier superficie de la mucosa oral.

La displasia epitelial es un crecimiento atípico o anormal del epitelio escamoso estratificado que recubre una superficie mucosa. Se trata de un diagnóstico que se debe realizar de forma microscópica. Estas lesiones tienen un aspecto clínico de zonas blancas, rugosas e indoloras, o manchas rojas indoloras («eritroplasia»), o manchas que presentan áreas rojas y blancas. Puesto que estas lesiones son asintomáticas, normalmente el paciente no es consciente de ellas. Algunas lesiones diagnosticadas como displasia epitelial, progresarán a carcinoma de células escamosas, mientras que otras se resolverán. Puesto que es imposible determinar mediante exploración microscópica qué lesiones progresarán o se resolverán, el tratamiento es la escisión quirúrgica completa y, si es posible, el seguimiento.

Carcinoma in situ* es el cáncer del epitelio oral que está confinado en la capa epitelial. Se presenta mayoritariamente como una placa roja persistente (eritroplasia) o una placa mezclada con blanco y rojo. También puede aparecer como una leucoplasia. El tratamiento es la eliminación completa. Cuando se elimina completamente, el pronóstico es excelente, aunque el paciente tiene un riesgo mayor de desarrollar lesiones nuevas en otras localizaciones de la mucosa oral.

Carcinoma in situ
Carcinoma in situ

Carcinoma de células escamosas* es la neoplasia maligna más frecuenta de la cavidad oral. El tabaquismo y el alcohol se han identificado como factores de riesgo, pero el carcinoma de células escamosas puede aparecer en pacientes sin factores de riesgo conocido. El carcinoma de células escamosas puede aparecer en cualquier parte de la mucosa oral, pero es más frecuente en las superficies ventral y lateral de la lengua, el suelo de la boca, el velo del paladar, la zona de los pilares amigdalinos y las zonas del trígono retromolar.

Carcinoma de células escamosas
Carcinoma de células escamosas

La lesión del carcinoma de células escamosas superficialmente invasivo o incipiente aparece como lesiones superficiales más que como hiperplasias del tejido blando. Casi de forma invariable, no son dolorosas, y, por tanto, los pacientes no saben que tienen una lesión. Las lesiones incipientes pueden ser lesiones de engrosamiento epitelial blanco y rugoso, lesiones rojas persistentes y no dolorosas y una combinación de ambas.

Es importante reconocer el carcinoma de células escamosas en sus estadios iniciales, cuando es posible curarlo sin cirugía desfigurante. El principal tratamiento para el carcinoma oral de células escamosas es una escisión quirúrgica completa. La disección de los ganglios linfáticos se realiza cuando la linfoadenopatía es patente. La radioterapia se usa con frecuencia como complemento de la cirugía. La quimioterapia se reserva para el tratamiento paliativo.

To view the Decision Tree for Oral Mucosal Lesions, click on one of the options shown.