Lesiones superficiales pigmentadas de la mucosa oral

Las lesiones superficiales pigmentadas de la mucosa oral aparecen como azules, marrones o negras. Se clasifican como lesiones generalizadas que son difusas y multifocales, y lesiones localizadas que son unilaterales e implican solamente una o varias localizaciones. Tenga en cuenta que algunas hiperplasias de tejidos blandos están pigmentadas, pero se comentan en el apartado de hiperplasias de tejido blando.

Las lesiones superficiales pigmentadas generalizadas de la mucosa oral son bilaterales, múltiples y difusas. Hay numerosas causas de las pigmentaciones generalizadas, que varían desde frecuentes a raras, y las más importantes se comentan a continuación.

La pigmentación hereditaria (racial, étnica, fisiológica)* es el tipo más frecuente de pigmentación generalizada. La pigmentación es difusa, simétrica y más aparente en las mucosa gingival y labial. En general, el grado de pigmentación oral está directamente relacionado con el grado de pigmentación epitelial.

El embarazo puede conducir a múltiples máculas melanocíticas en la mucosa oral y el epitelio facial (melasma o clorasma). El tratamiento no es necesario para la pigmentación de melanina, y normalmente se desvanece después del embarazo.

Numerosos medicamentos*, como los fármacos con quinina utilizados en el tratamiento del lupus eritematoso sistémico, pueden ocasionar lesiones pigmentadas difusas.

La melanosis del fumador está ocasionada por la estimulación de la producción de melanina por parte de los melanocitos debido a sustancias químicas del humo del cigarrillo. La encía facial anterior es la que se ve implicada con más frecuencia, aunque cualquier punto de la mucosa oral puede presentarla. Con frecuencia, la melanosis del fumador se puede diagnosticar clínicamente al correlacionar los antecedentes de tabaquismo con la localización y distribución de la pigmentación.

Si el diagnóstico no es evidente, está indicada la biopsia. Una vez se realiza el diagnóstico, no es necesario otro tratamiento aparte de dejar de fumar.

La ingestión o la exposición a los metales pesados*, como plomo, mercurio, oro, arsénico y bismuto, pueden conducir a pigmentación difusa de la mucosa oral. La pigmentación puede ser azul oscura, gris o negra y normalmente afecta a la encía marginal. También se puede observar la ulceración difusa de la mucosa y un sabor metálico. Las manifestaciones orales pueden ser una pista para el diagnóstico, e incluyen dermatitis, temblores, cambios mentales, dolor de cabeza, fatiga y molestias gastrointestinales. El tratamiento de la intoxicación sospechada por metales pesados implica la remisión para su estudio diagnóstico.

El síndrome de Peutz-Jeghers es una afección genérica caracterizada por numerosas lesiones similares a las pecas en la piel de las manos y alrededor de la boca, nariz y región anogenital. Las pecas intraorales pueden implicar a los labios, lengua y mucosa bucal. Los pacientes también tienen múltiples pólipos, sobre todo en el intestino delgado. Los pólipos a veces producen obstrucción intestinal, pero se consideran más bien hamartoblastomas que neoplasias. Alrededor de un 2 % o un 3 % de los pacientes con este síndrome desarrolla carcinoma de colon pero, aparentemente, el carcinoma no surge de los pólipos. Los pacientes recientemente diagnosticados con este síndrome se deben remitir para la evaluación de la poliposis.

La neurofibromatosis (enfermedad de la piel de von Recklinghausen) es una enfermedad genética con múltiples subtipos. El tipo I es el más frecuente y se caracteriza por múltiples neurofibromas. Los neurofibromas varían en tamaño y número y se pueden estar bien definidos o difusos. Las máculas melanocíticas llamadas manchas de café con leche, de al menos 1,5 cm de diámetro y con un número de 6 o más, se diagnostican como neurofibromatosis. También son frecuentes las pecas axilares. En la neurofibromatosis también pueden presentarse muchas otras manifestaciones sistémicas. Las anomalías del sistema nervioso central son especialmente prominentes. No hay un tratamiento definitivo para la neurofibromatosis. Consulte también la explicación de la neurofibromatosis con el neurofibroma.

Neurofibromatosis
Neurofibromatosis

La displasia fibrosa poliostótica es un síndrome sistémico en el que las lesiones óseas difusas de la displasia fibrosa implican a múltiples zonas del esqueleto. El síndrome de McCune-Albright incluye la displasia fibrosa poliostótica, las máculas melanocíticas de café con leche y las anomalías endocrinas como la pubertad precoz en mujeres. El síndrome de Jaffe-Lichtenstein incluye la displasia fibrosa poliostótica y la pigmentación con manchas de café con leche sin anomalías endocrinas.

Tenga en cuenta que la inmensa mayoría de los casos de displasia fibrosa en las mandíbulas tiene lugar como una lesión solitaria (monostótica) en lugar de una parte del síndrome poliostótico. La displasia fibrosa monostótica no tiene pigmentaciones generalizadas de manchas de café con leche.

En la enfermedad de Addison*, tla corteza suprarrenal se destruye, y da lugar a una menor producción de cortisol, aldosterona y andrógenos suprarrenales. Los signos y los síntomas incluyen debilidad, anorexia, náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, descenso en los niveles séricos de sodio e hipotensión. Típicamente, en la enfermedad de Addison tiene lugar la pigmentación difusa de la piel y de la mucosa oral. El tratamiento consiste en la restitución de glucocorticoides y mineralocorticoides. El pronóstico es bueno con el tratamiento adecuado.

Enfermedad de Addison
Enfermedad de Addison
To view the Decision Tree for Oral Mucosal Lesions, click on one of the options shown.