El papel del Equipo Dental

Los odontólogos y su personal deben educar a los pacientes sobre la necesidad y los beneficios de usar protectores bucales. La ADA (www.ada.org) publica folletos que explican los diferentes tipos de protectores bucales y sus ventajas. La Fundación Nacional de Seguridad en los Deportes Juveniles (National Youth Sports Safety Foundation), una organización de investigación educativa sin fines de lucro que promueve la seguridad de los jóvenes en el deporte, ha publicado un artículo informativo sobre lesiones dentales que incluye estadísticas, costos de lesiones, información sobre estándares de protectores bucales, boquillas y cuidado dental.9 Los odontólogos que trabajan en eventos deportivos deben contar con un botiquín para emergencias dentales (véase la lista del botiquín12).

Botiquín de emergencia dental para eventos deportivos.
Guantes Espejo de boca
Linterna tipo lápiz Depresor de lengua
Tijeras Hilo de cera
Óxido de zinc eugenol (por ejemplo, IRM) Espátula
Dispositivo para mezclar Gasa estéril 2x2 y 4x4
Pinzas cortaalambres pequeñas estériles (para quitar los alambres de la ortodoncia) Protector bucal prefabricado de repuesto
Solución para preservar dientes (por ejemplo, Save-a-Tooth™ mantiene dientes avulsionados con vida por 24 horas)

"Fabricar protectores bucales a medida es una excelente actividad para una sociedad dental", expresa Robert Morrow, profesor de Prostodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de Texas.
"Sólo debemos acercar un grupo de odontólogos a la escuela para que realicen impresiones. Esto amortiza costos y reduce el tiempo de trabajo. Y vale la pena".2 "Es una excelente práctica", agrega Robert Donnelly, DDS, médico general en San Marcos, Texas, y odontólogo del equipo de fútbol de la Universidad Estatal del Suroeste de Texas. “No cobro por mi tiempo o los materiales para hacer un protector bucal. Lo hago de forma gratuita. Y al final, nos recomiendan a muchas personas.”22

Debido a que cada vez más niños de distintas edades participan en eventos deportivos, resulta fundamental implementar el uso del protector bucal. Los profesionales dentales deben desarrollar formas efectivas de realizar investigaciones para determinar la prevalencia de las lesiones relacionadas con el deporte en sus comunidades.

Al combinar la investigación con los esfuerzos preventivos, se puede influir en el pronunciamiento de nuevas leyes acerca de la protección bucal ayudarían a reducir la cantidad de lesiones deportivas orofaciales y proteger a los deportistas. El área de la odontología deportiva es desafiante, pero gratificante. Con los esfuerzos de los odontólogos y los auxiliares dentales, se puede concientizar a los padres y deportistas acerca de los tipos de lesiones, los tratamientos y la prevención mediante el uso de protectores bucales.

Como profesionales de la odontología, es importante cumplir con lo siguiente:

  • Contar con buenas técnicas de impresión y amplios conocimientos sobre qué materiales utilizar y cómo manipularlos para fabricar un protector bucal.
  • Comunicarse con los niños y los padres/tutores. El historial dental debe incluir preguntas sobre la participación en los deportes y el uso de protectores bucales. Si los pacientes no pueden o están poco dispuestos a adquirir un protector bucal a medida, el ayudante dental debe informar a los pacientes sobre protectores económicos del tipo de "Hervir y morder" para contar con una protección mínima.
  • Brindar instrucciones básicas sobre los tratamientos de emergencias dentales, tales como la avulsión, la fractura, la extrusión y la intrusión, para que un adulto pueda actuar de inmediato hasta que un odontólogo trate la lesión.33

La odontología deportiva debe abarcar mucho más que la fabricación de protectores bucales y el tratamiento de fracturas dentales. Como profesionales de la odontología, tenemos la responsabilidad de capacitarnos y transmitir a la comunidad información sobre odontología deportiva y, específicamente, prevención de traumatismos orales y maxilofaciales vinculados con los deportes. Las lesiones dentales y faciales pueden reducirse significativamente si se exige el uso de un equipo de protección, como protectores bucales y faciales.