Protectores Bucales

Cuando se encuesta a los deportistas sobre por qué no usan protectores bucales, los resultados indican que los participantes creen que sus protectores bucales afectarán su respiración. Sin embargo, en un estudio recientemente realizado por Rapisura, Coburn, Brown y Kersey, deportistas mujeres probaron dos tipos de protectores bucales personalizados y prefrabricados, y encontraron que ninguno de ellos afectó el rendimiento aeróbico.34

Un protector bucal ideal debe contar con las siguientes recomendaciones descriptas por la Academia de Odontología Deportiva (Academy for Sports Dentistry, ASD):

Se recomienda que un odontólogo supervise el ajuste del protector bucal. El deportista y/o los padres deben asesorarse acerca de cómo encaja correctamente un protector bucal. El producto final debe tener las siguientes propiedades y consideraciones:

  • Cubrir y proteger adecuadamente los dientes en el arco y los tejidos circundantes.
  • Ser fabricado sobre un modelo de yeso tomado de una impresión del deportista.
  • Todas las áreas deben tener el espesor adecuado para reducir la fuerza del impacto. En particular, un mínimo de 3 mm de grosor en el área oclusal / labial.
  • Permitir el contacto oclusal uniforme y equilibrado para que se absorba la energía en caso de impacto.
  • Ser retentivo y no desprenderse a causa de un impacto.
  • Ser cómodo para el deportista cuando realiza actividad y habla con otras personas.
  • Fabricado con un material que cumpla con la aprobación de la FDA.
  • Encajar correctamente en el arco para proporcionar la protección adecuada.38

El protector bucal debe ser examinado de forma rutinaria por un profesional dental para verificar que encaje correctamente y cumpla su función. La frecuencia del control de rutina depende de factores como la edad del deportista, la exigencia del deporte en el que está involucrado y la disposición del deportista a cuidar adecuadamente el protector. Debe ser determinada por el profesional dental según la situación individual y el deportista.

Los protectores bucales normalmente están hechos de copolímero termoplástico y están diseñados para adaptarse a las superficies oclusales y faciales de los dientes maxilares y los tejidos gingivales.36 La Sociedad Estadounidense de Pruebas y Materiales (American Society for Testing and Materials) y los fabricantes de protectores bucales han clasificado los protectores bucales en tres tipos:

  • Protectores bucales prefabricados
  • Protectores que se moldean en la boca
  • Protectores bucales personalizados