Conclusión

Los selladores dentales son una práctica clínica basada en datos científicos y son recomendados por las agencias federales (Centros de Servicios de Medicare y Medicaid; Centros para el Control y Prevención de Enfermedades; Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.) así como por organizaciones profesionales (Asociación Dental Estadounidense, Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica) como un método preventivo y eficaz para evitar caries en los dientes permanentes de los niños. Los selladores dentales son realmente el nuevo eslabón de la odontología preventiva. La investigación en curso continúa calificando a este procedimiento como efectivo, seguro y de un costo suficientemente bajo, por lo que todas las poblaciones puedan acceder al mismo. Con el uso de fluoruros, los controles dentales regulares, la educación del paciente, el control de la placa, la reducción de la exposición al azúcar y el uso de selladores dentales, las generaciones sucesivas tendrán denticiones sanas y sin restauraciones.