Tipos de selladores de fosas y fisuras

El curado de los materiales de sellado puede producirse de dos maneras. Algunos selladores se curan mediante un proceso químico llamado autopolimerización. Estos materiales presentan dos componentes, que en cuanto se mezclan, comienza la polimerización. Este proceso se completa en aproximadamente 60 segundos. Por otro lado, también existen otros materiales que se curan con luz visible. Cuando se utilizan materiales fotocurados, es muy importante que la luz de curado sea de alta calidad y se pruebe con frecuencia el valor de la luz emitida. Los selladores a base de resina no liberan fluoruro, y su aplicación es más sensible a la técnica (debido a la humedad). A mediados de la década de 1990, se expresaron preocupaciones sobre su seguridad con respecto a la lixiviación del bisfenol-A (BPA) de los selladores y un posible efecto estrogénico. Sin embargo, los estudios concluyeron que el riesgo a corto plazo de los efectos estrogénicos de los tratamientos que utilizan resinas BPA es insignificante y que el BPA liberado por vía oral puede no absorberse en absoluto o solo puede estar presente en cantidades no detectables en la circulación sistémica.5,6 Los cementos de ionómero de vidrio son menos vulnerables a la humedad y tienen propiedades de liberación de fluoruro. El fluoruro se libera del sellador después de la polimerización. En comparación con los selladores a base de resina, existe una menor retención de selladores de ionómero de vidrio, pero el efecto de prevención de caries del ionómero de vidrio es significativamente mayor ya que libera fluoruro. Gracias al desarrollo de ionómeros fotopolimerizables modificados con resina, esta desventaja se ha minimizado.7,8,9,10 Los ionómeros de vidrio modificados con resina sufren más desgaste que los selladores de resina pura. Sin embargo, hay evidencia de retención residual de dichos ionómeros en las porciones más profundas de la fosa y la fisura, con liberación sostenida de fluoruro.

Los fabricantes de materiales dentales ofrecen una variedad de materiales selladores diseñados para satisfacer las preferencias de los operadores individuales. Estos productos incluyen materiales sin relleno, rellenos con un opacador, transparentes y con color y aquellos que cambian de color cuando son curados. El material también está disponible en dosificación unitaria. No parece haber diferencia en la tasa de retención. Los materiales con relleno a menudo son más fáciles de ver y controlar, pero los materiales transparentes permiten que el operador continúe viendo las fisuras rellenas. A veces los operadores prefieren los selladores de color para facilitar el control de la retención. Se debe consultar al paciente y los padres antes de colocar selladores de color. El personal dental debe estar al tanto del contenido del relleno del sellado. Cuanto mayor sea el porcentaje de relleno, más importante es controlar y ajustar la oclusión cuando el sellador tiene una oclusión alta.11 Es muy importante que la luz del curado penetre en el sellador para garantizar la máxima polimerización. El material de sellado actual de elección es el monómero de resina de dimetacrilato (BIS-GMA).