Técnicas radiográficas intrabucales 

Antes de presentar los errores en la técnica y las maneras de corregirlos, se debe establecer una clara comprensión de la técnica. Aunque la técnica de ángulo de bisección se sigue utilizando y pudiera ser necesaria en ciertas circunstancias, la técnica de paralelismo es el mejor método para la radiografía intrabucal. Sin embargo, el uso de la técnica de ángulo de bisección sigue siendo importante debido al uso cada vez mayor de receptores digitales rígidos para la radiografía intrabucal. Los receptores digitales rígidos son más difíciles de colocar cómodamente en la boca, sobre todo en niños y en las regiones posteriores de la boca de los adultos.6-9 El uso de receptores digitales rígidos se traduce en más repeticiones de tomas debido a errores técnicos que con los receptores de placa de fósforo o con la película.10 Es necesario tener una comprensión adecuada de la técnica de ángulo de bisección para corregir los errores dimensionales relacionados con dificultades de colocación, así como cuando se usan técnicas de oclusión para obtener imágenes diagnósticas radiográficas intrabucales, sobre todo con receptores digitales rígidos.

Técnica de paralelismo

Como ya se explicó, la técnica de paralelismo es la técnica radiográfica intrabucal más exacta, pues reúne cuatro de los cinco principios de proyección de imágenes exactas. La técnica de paralelismo no permite lograr la menor distancia posible entre el objeto y el receptor (principio tres) indicada. Para lograr el paralelismo, es necesario colocar el receptor en posición más lingual respecto de las estructuras. El uso de dispositivos de sujeción de receptores ayuda a estandarizar y ejecutar esta técnica.

La técnica de paralelismo se logra colocando el receptor paralelo al eje longitudinal del diente. Una vez establecida esta relación paralela, el rayo central debe dirigirse perpendicularmente al diente y al receptor. Puesto que no siempre es posible colocar el receptor tan cerca del diente como es posible debido al dispositivo de sujeción de receptores o a obstáculos anatómicos, puede haber amplificación de la imagen. Sin embargo, esto se puede compensar mediante una mayor distancia entre la fuente y el objeto, lo que disminuye la amplificación y la falta de nitidez. La técnica de paralelismo, cuando se sigue de manera correcta, es superior a la técnica de ángulo de bisección porque produce imágenes con exactitud lineal y dimensional.

Técnica de ángulo de bisección

La técnica de ángulo de bisección se logra poniendo el receptor tan cerca del diente como es posible. El rayo central del haz de rayos X se deberá dirigir perpendicularmente a una línea imaginaria que biseca o divide el ángulo formado por el eje longitudinal del diente y la placa del receptor. El principio tres de la proyección de imágenes exactas se cumple mediante el uso de esta técnica

Las imágenes producidas con el método del ángulo de bisección están en relación lineal verdadera. Sin embargo, esta técnica no sigue varios de los principios de la proyección de imágenes exactas y, además, requiere visualización exacta del ángulo bisecado para ejecutarla correctamente. Las imágenes por ángulo de bisección no son anatómicamente exactas y sí son propensas a distorsiones de la forma. Sin embargo, el ángulo de bisección representa una técnica alternativa cuando no es posible lograr una colocación paralela o cuando se emplean técnicas de oclusión.

Image: Bisecting angle technique is accomplished by placing the receptor as close to the tooth as possible.

Técnica de aleta de mordida

Las imágenes radiográficas con aleta de mordida se usan para examinar las superficies interproximales de los dientes y son particularmente útiles para la detección de caries dentales y de los niveles de hueso alveolar. El receptor se coloca en la boca, paralelo a las coronas de los dientes maxilares superiores y mandibulares posteriores. El paciente estabiliza el receptor mordiendo un soporte con pestaña o aleta de mordida. Luego, el rayo central del haz de rayos X se dirige a través de los contactos de los dientes posteriores y en ángulo vertical de +5º a +10º.

Se pueden usar dispositivos de sujeción del receptor o pestañas de aleta de mordida para estabilizar el receptor en la boca. Los receptores se pueden posicionar en la dimensión horizontal o vertical con esta técnica, dependiendo del área a examinar. Las aletas de mordida también se pueden tomar en el segmento anterior de la dentadura. Algunos dentistas, en particular los periodoncistas, pueden ordenar un estudio de 7 imágenes con aleta de mordida que consta de 4 aletas de mordida verticales en la parte posterior con receptores tamaño 2, y 3 aletas de mordida verticales en la parte anterior con receptores tamaño 1. Esto permite evaluar la pérdida de hueso alveolar y detectar caries al mismo tiempo.

pg08a
pg08b