Conceptos Actuales en Odontología Preventiva
Evaluación de riesgo de caries

Autor del curso: Connie M. Kracher, PhD, MSD

Evaluación de riesgo de caries

Según, el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial el 92% de los adultos entre 20 y 64 años tienen caries dental. La caries dental se define como una infección localizada transmisible causada por una etiología multifactorial que enlaza a factores de riesgo complejos y factores protectores. Para que la caries dental se desarrolle, deben ocurrir cuatro factores interrelacionados:

  1. La dieta del paciente (portador) incluye una ingesta frecuente de carbohidratos refinados.
  2. La resistencia del portador a la enfermedad está disminuida.
  3. El factor tiempo.
  4. Una bacteria específica (Streptococci o S. mutans) está presente en la placa dental.

Las bacterias S. mutans juegan un papel activo en las primeras etapas del proceso de la caries, mientras que las bacterias lactobacilli contribuyen a la progresión de la lesión de caries. Las lesiones de caries deben diagnosticarse junto con un examen clínico actual y una toma de imágenes para verificar lesiones sospechosas – especialmente las lesiones interproximales. Los detectores de caries con láser también pueden utilizarse como un complemento en el diagnóstico de caries.

El esmalte es el tejido duro del cuerpo con mayor mineralización. La matriz del esmalte se compone de una red de proteínas compuesto por cristales de hidroxiapatita mineralizados microscópicos dispuestos en barras o prismas. La red de proteínas facilita la difusión de fluidos, como los iones de calcio y fosfato, que se distribuyen por todo el esmalte. A medida que el portador consume carbohidratos, la proteína enzima amilasa los descompone en la cavidad oral. Esta reacción provoca que se produzca ácido láctico, y así se desmineraliza la matriz del esmalte. Si la desmineralización del esmalte no se revierte por la acción del fluoruro o de los iones de calcio y fosfato, entonces el proceso de desmineralización avanza en la estructura dental, afecta la unión amelodentinaria (UAD) y finalmente la capa dentinal. En este caso, se utiliza el término caries "abiertas o francas".

Una lesión de caries se desarrolla en tres etapas de desmineralización. La primera etapa de desmineralización del esmalte se denomina lesión incipiente o "mancha blanca" (Imagen 1). El inicio de la lesión de caries se puede revertir con el uso diario de fluoruro, la acción de los iones de calcio y fosfato, el cuidado constante de la higiene oral para reducir la placa que alberga las bacterias cariogénicas, y la reducción de la ingesta de carbohidratos refinados. La segunda etapa del desarrollo de la caries implica la progresión de la desmineralización del tejido duro del diente que conduce a la UAD y la capa dentinal. La tercera etapa es la cavidad en la capa dentinal. Las dos últimas etapas no pueden revertirse, y se debe eliminar la caries dental de manera mecánica.

Imagen 1. Caries interproximal incipiente. El esmalte es menos de la mitad de grueso.
Incipient Interproximal Caries
Fuente de la imagen:The Ohio State University College of Dentistry

Existen tres niveles de odontología preventiva que el profesional dental debe entender cuando educa al paciente sobre el proceso de la caries dental. El primer paso es la prevención primaria. Esta etapa inicial incluye la transmisión de bacterias S. mutans a través de la saliva. La prevención primaria busca reducir el número de bacterias que causan la caries dental y utilizar herramientas evaluativas para prevenir caries futuras. El segundo paso es la prevención secundaria, que previene, detiene o invierte el cambio microbiano antes de que aparezca algún signo clínico de la enfermedad. El tercer paso se centra en limitar o detener la progresión del proceso de la caries iniciando el tratamiento de remineralización de las lesiones existentes.