Dentalcare.mx

Resumen

Se ha establecido que el ambiente oral es uno de los principales factores en el proceso de la caries. La desmineralización del esmalte, y posteriormente la aparición de la caries, únicamente ocurre cuando la acidez aumenta en el ambiente oral.  En este curso, se analiza el rol de los carbohidratos fermentables, prestando especial atención a cómo el potencial cariogénico de los azúcares y los almidones, los rasgos físicos de los carbohidratos (por ejemplo, su adherencia) y la frecuencia de la ingesta y la exposición a los azúcares pueden influir en la aparición de la caries. Asimismo, se presenta la Curva de Stephan, que ilustra los cambios del pH dental a lo largo del tiempo en reacción a la exposición a carbohidratos, con un análisis de cómo los factores como el tipo de carbohidrato, la capacidad amortiguadora de la saliva y el tipo y cantidad de bacterias presentes en la placa afectan la reacción del pH de la placa dental.

Preguntas de Relevancia Clínica

¿Qué factores ambientales pueden modificarse fácilmente para ayudar a prevenir la caries dental?

Si un paciente u otros miembros de la familia tienen signos de caries, es imprescindible buscar factores ambientales que puedan estar contribuyendo a incrementar el riesgo de desarrollar la enfermedad. Si bien la modificación de los factores ambientales siempre es un desafío, el éxito es más probable si se investiga el ambiente de la unidad familiar, así como el del miembro específico de la familia que está en riesgo. Es poco probable que resulte exitoso modificar los factores ambientales de un solo miembro de la familia.

Aunque algunos factores son más fáciles de modificar que otros, hay algunas cosas que se pueden hacer sin mucho esfuerzo y que pueden tener un impacto significativo en la prevención de la caries. Estos incluyen: a) la alteración en el consumo de azúcares (como los carbohidratos fermentables) para minimizar el potencial de desmineralización; b) el control de la biopelícula de la placa dental para reducir la cantidad de bacterias cariogénicas presentes (si bien existen pocos estudios que muestren correlaciones directas entre la higiene oral y la prevención de la caries dental -probablemente debido a que es imposible eliminar todas las bacterias acidogénicas/cariogénicas presentes en la boca-, tiene sentido tratar de minimizar el ataque global tanto como sea posible); y c) el fomento de los procesos de remineralización para maximizar el potencial de reparación de los minerales.

¿Cómo puedo trabajar con mi paciente para que modifique estos factores ambientales y así reducir el riesgo de desarrollar caries dental?

Después de realizar una evaluación general del estado de caries del paciente, se pueden sugerir cambios ambientales positivos que ayuden a reducir el riesgo de caries minimizando los factores negativos y alentando los positivos.

  1. La ingesta de carbohidratos fermentables (sobre todo los monosacáridos y los disacáridos de la glucosa y la sacarosa) es el factor causal más importante que debe cambiarse.
    • Se deben estudiar los hábitos de comida y bebida – idealmente, con una planilla de 3 o 4 días en la que se anoten todas las comidas y bebidas – para evaluar la cantidad y la frecuencia de la exposición.
    • Se deben reducir los azúcares de las comidas siempre que sea posible, y sugerir un mayor consumo de frutas y verduras como alternativas a los alimentos que contiene azúcar.
    • Debe fomentarse el uso de sustitutos del azúcar.
    • Se deben minimizar los refrigerios entre las comidas.
    • Si en la familia hay personas con obesidad, la consulta con un dietista/nutricionista puede ser muy beneficiosa para todos.
  2. Controlar la biopelícula de la placa dental para eliminar periódicamente la mayor cantidad posible de bacterias cariogénicas / acidogénicas de la boca.
    • Promover hábitos de higiene bucal frecuentes y exhaustivos, incluyendo el cepillado con pasta dental con fluoruro todos los días dos veces al día, el uso regular de hilo dental y el uso de enjuagues bucales fluorados o antibacterianos, cuando sea necesario.
  3. Modificar el ambiente oral para aumentar el potencial de remineralización.
    • Fomentar mascar chicle sin azúcar para estimular la producción de saliva.
      • La saliva es el agente remineralizante clave, ya que está sobresaturado de calcio y fosfato, y tiene buena capacidad de amortiguación.
      • El aumento del flujo de la saliva ayuda a disminuir el tiempo de eliminación ya que reduce la longitud de exposición a sustancias cariogénicas en la cavidad bucal.