Conclusión

La desmineralización y la remineralización es un proceso dinámico de pérdida de minerales del tejido duro del diente y de la reparación del tejido. Estos no son procesos distintos, sino que ambos ocurren en cierta medida en las superficies dentales en un momento dado. El proceso que “gana” depende de diversos factores en el ambiente oral, como la frecuencia de consumo de sacarosa y el estado de la saliva, y si estos factores crean un entorno que favorezca la desmineralización o la remineralización. Claramente, el objetivo en la práctica dental es ayudar al paciente a mantener un ambiente oral que evite la desmineralización y promueva la remineralización.

Imagen 4. Inicio y evolución de la lesión de caries – Desmineralización.

Ilustración que muestra el inicio y la evolución de la lesión de caries – Desmineralización.

Imagen 5. Inicio y evolución de la lesión de caries – Remineralización

Ilustración que muestra el inicio y la evolución de la lesión de caries – Remineralización.