Producción de ácido bacteriano

Las bacterias se agrupan en la placa dental en la superficie externa de los dientes. Las bacterias convierten la glucosa, la fructosa y la sacarosa en ácidos a través de un proceso llamado glucólisis, que es la principal vía de generación de energía en todas las bacterias, incluido la Streptococcus mutans, que está asociada a la caries. En la Imagen 1 que aparece a continuación, los monosacáridos de la glucosa, la galactosa y la fructosa ingresan a la ruta glucolítica en los puntos que se muestran en el diagrama. Las líneas punteadas en las rutas indican que existen pasos intermedios adicionales. La bacteria. Streptococcus mutans es capaz de metabolizar más el piruvato (ácido pirúvico) para generar aún más energía y más subproductos ácidos. Cuando hay excedente de azúcares, se favorece la difusión de la deshidrogenasa del lactato para producir ácido láctico. Esto provoca que el pH en el entorno inmediato del diente disminuya rápidamente, por lo que la saliva y el fluido interbacteriano en la placa dental se vuelven más ácidos.77-9

Imagen 1. Ruta glucolítica de la bacteria Streptococcus mutans, desde monosacáridos hasta la acidez.

Diagrama que muestra la ruta glucolítica de la bacteria Streptococcus mutans, desde monosacáridos hasta la acidez.
Glycolytic pathway of Streptococcus mutans, from monosaccharides to acid.
Adaptado de: Marsh PD, Lewis MAO, Rogers H, et al. Oral Microbiology. 6th ed. 2016; Edinburgh: Churchill Livingstone Elsevier.

La velocidad con la que se produce el ácido se debe en parte a la composición microbiana de la placa dental: En general, mientras haya más bacterias acidogénicas, acidúricas tales como la Streptococcus mutans, presentes en la placa, la producción de ácido es más rápida. La tasa de disminución del pH también depende de la velocidad con la que las bacterias de la placa pueden metabolizar los carbohidratos de la dieta. Mientras que la sacarosa se metaboliza rápidamente, lo que provoca que el pH disminuya rápidamente, una molécula grande, como el almidón se difunde en la placa más lentamente porque tiene que descomponerse antes de que pueda ser asimilada por los microbios de la placa. sup>7,8 La densidad de la placa también influye en la velocidad de la producción de ácido. Una placa bacteriana menos densa, a la que la saliva por su capacidad amortiguadora y el oxígeno pueden penetrar más fácilmente, produce menos ácido que una placa más densa, a la que la saliva y el oxígeno no pueden acceder. 7,9,10

Cuando los azúcares no están disponibles - por lo general entre las comidas - las bacterias utilizan sus reservas de energía y forman ácidos fórmicos y acéticos en el proceso. Estos son ácidos más débiles que no están relacionados con daños a la estructura del diente.7