Dentalcare.mx

El Proceso de la Caries y las Estrategias de Prevención: Diagnóstico
Diagnóstico de caries: cuestiones importantes a tener en cuenta

Autor del curso: Amid I. Ismail, BDS, MPH, MBA, DrPH

Diagnóstico de caries: cuestiones importantes a tener en cuenta

¿Cuándo es demasiado temprano en el proceso de detección de caries?

Se ha establecido que los signos y síntomas de la caries dan lugar a una continuidad de cambios que varían de ser apenas perceptible a nivel ultraestructural a ser una cavidad abierta. Esto generó el desarrollo de métodos de diagnóstico con el objetivo de detectar lesiones de caries en la etapa más temprana posible para aumentar la posibilidad de tener éxito con intervenciones no quirúrgicas, como el tratamiento con fluoruro.

Sin embargo, algunos argumentan que puede haber consecuencias debido a la detección “muy temprana”. Esto incluye muchos diagnósticos falso-positivo, ya que el diagnóstico de lesiones de caries (como cualquier otro proceso de evaluación) es propenso a tener errores, y esto puede dar lugar a tratamientos no quirúrgicos innecesarios2 Además, muchas lesiones subclínicas se revierten sin intervenciones activas debido al proceso de remineralización natural que tiene lugar en la biopelícula.27 Asimismo, el examen clínico visual-táctil es el único método que permite distinguir entre lesiones no cavitadas activas e inactivas. La implementación de técnicas más avanzadas que el examen visual- táctil sólo aumentaría el problema del tratamiento no quirúrgico innecesario, ya que hasta ahora ninguno de los que están disponibles puede distinguir entre lesiones inactivas y activas.2

¿Deberían los pediatras ayudar a diagnosticar caries?

La caries es la enfermedad crónica infantil más común en Estados Unidos; sin embargo, no todos los pediatras están capacitados en el cuidado o salud bucal de bebés y niños. La importancia de capacitar a los médicos en cómo detectar signos tempranos de la caries se ha vuelto evidente, ya que ayudaría a aumentar las intervenciones no quirúrgicas. Los pediatras tratan a los niños con mayor frecuencia que los odontólogos debido al calendario de vacunación recomendado tanto a nivel nacional como internacional, y debido a la frecuencia de las visitas de rutina de los bebés y la primera infancia. Un estudio que se llevó a cabo en Estados Unidos descubrió que los pediatras de cabecera que recibieron una capacitación de dos horas en salud bucal de niños eran capaces de identificar una lesión cavitada con un nivel de precisión similar al de los odontopediatras.28