Dentalcare.mx

Desgaste físico (Desgaste dental)

Existen tres tipos principales de mecanismos físicos de desgaste dental: la atrición, la abrasión y la abfracción.

  1. La atrición es el desgaste físico de los tejidos dentales duros debido al contacto diente con diente sin intervención de sustancias extrañas. Puede ser fisiológica en el caso del desgaste normal de los premolares y molares (denominado desgaste oclusal), o estar provocada por una maloclusión, o “mala mordida”, que daña las superficies de los dientes bucales, linguales e interproximales. Sin embargo, la atrición también puede ser patológica cuando su causa son ciertos hábitos del paciente, particularmente el rechinamiento de dientes.10
  2. La abrasión es el desgaste del tejido dental duro por procesos mecánicos que involucran objetos extraños, o sustancias introducidas repetidamente en la boca y en contacto con los dientes.9 Anteriormente, la definición de abrasión asumía que toda abrasión era patológica, pero como la abrasión puede ser causada por factores que son beneficiosos, la abrasión ya no se califica siempre como patológica.2 Los factores etiológicos incluyen los hábitos de higiene bucal, como el uso de la pasta dental (el principal agente abrasivo en las poblaciones occidentales), cepillarse los dientes de manera demasiado dura o demasiado prolongada, o el uso excesivo de la seda dental; hábitos personales, como colocar con frecuencia objetos extraños, como un bolígrafo, en la boca; y la exposición ocupacional a partículas abrasivas.11-15 Una forma especial de abrasión es la demasticación, es decir, el desgaste que se produce al masticar alimentos.11
  3. La abfracción se produce como resultado de la tensión en la unión del cemento y el esmalte del diente, que provoca la flexión del diente y causa pequeñas fracturas en el esmalte y la dentina. La tensión que conduce a la flexión de los dientes puede ser causada por la masticación o el rechinamiento de los dientes.11,15 Estas áreas de desgaste y pérdida dental generalmente ocurren en la región cervical del diente y ahora se conocen más comúnmente como lesiones cervicales no cariosas (LC no C).