Dentalcare.mx

Desgaste químico (Erosión dental)

La disolución química del tejido dental puede ser causada por ácido extrínseco, que proviene de los elementos que son ingeridos, como los alimentos ácidos y las bebidas; o intrínseco, del ácido clorhídrico producido por las células parietales en el estómago. El ácido clorhídrico puede tener un pH bajo de 1, por lo que sus capacidades destructivas son especialmente graves y significativamente más que las del ácido dietético.16

Sin embargo, independientemente del origen del ácido, el efecto es el mismo: un entorno de pH bajo en la cavidad oral. La reacción inicial del esmalte es el ablandamiento y la pérdida de minerales de la capa que se extiende unos pocos micrómetros por debajo de la superficie. A medida que el ablandamiento progresa con el tiempo, la disolución puede eliminar por completo porciones del esmalte, o toda la capa del esmalte, por lo que la dentina que está debajo queda expuesta. Cuando la dentina se expone al ácido, primero la disolución ocurre en la unión de la dentina peritubular e intertubular. A continuación, se pierde la dentina peritubular y se ensancha la zona luminal del túbulo. Finalmente, se forma una mezcla de colágeno desmineralizado que proporciona cierta protección al tejido subyacente. Sin embargo, esta capa también es vulnerable a los daños y, en última instancia, también puede erosionarse.17