Evaluación cualitativa y cuantitativa

Existen muchas técnicas que se adoptan con frecuencia para analizar los tejidos duros dentales alterados por la erosión en la investigación dental, pero estos se realizan habitualmente en los dientes extraídos y no son útiles para la evaluación clínica de los pacientes. Debido a la naturaleza compleja de la erosión y la disolución dental, es posible que una sola técnica no proporcione una imagen suficientemente completa de la extensión del daño y que se necesiten diferentes enfoques para una comprensión completa. Las técnicas más establecidas y mejor evaluadas incluyen, pero no se limitan a:

  • Microscopía electrónica de barrido: Este es un método subjetivo y cualitativo para observar de cerca las alteraciones de la superficie de los dientes. Es uno de los pocos métodos que son adecuados para la erosión temprana.
  • Mediciones de la dureza superficial: Este es un método cuantitativo de bajo costo en el que utiliza una punta de diamante para medir las pequeñas muescas de la superficie del diente donde se han erosionado el esmalte o la dentina.
  • Perfilometría superficial: Este es un método cuantitativo que consume tiempo y que utiliza un rayo láser o un lápiz de contacto para escanear la rugosidad de la superficie.
  • Prueba de Permeabilidad del Yoduro: Este es un método cualitativo de bajo costo que solo proporciona información sobre los volúmenes de los poros. Los poros más grandes significan más erosión.
  • Microscopía láser de barrido confocal: Proporciona imágenes 3D de alta resolución para realizar una evaluación cuantitativa e interpretación de la destrucción de los tejidos duros o la disolución de minerales. Es adecuado para casos de erosión temprana.
  • Medición ultrasónica de espesor del esmalte: Se trata de un método cuantitativo que calcula el espesor del esmalte midiendo el intervalo de tiempo entre la transmisión de un pulso ultrasónico a la superficie del esmalte y el eco producido por la unión amelodentinaria.

Además, se recomienda que los dentistas utilicen métodos simples como la fotografía o las impresiones de silicona para evaluar la progresión en un entorno clínico.