Factores de riesgo no ácido

La presencia de ácido no es la única forma en que se produce el desgaste del esmalte. Existe otro mecanismo que se denomina quelación. Ciertos agentes pueden formar complejos con calcio y eliminarlo del esmalte, lo que desencadena la desmineralización. También pueden formarlos en la saliva, lo que reduce la sobresaturación de la saliva y la capacidad de remineralizar la superficie del diente. Algunos agentes quelantes de calcio incluyen los enjuagues bucales que contienen el ingrediente EDTA y alimentos y bebidas que contienen ácido cítrico. El citrato que se halla en concentraciones usuales en los jugos de frutas puede formar complejos con hasta un 32% del calcio en la saliva, lo que reduce la sobresaturación de la saliva y provoca la disolución del mineral dental.23

Otro factor de riesgo de la erosión no ácida es la sequedad de boca. Esto puede ser causado por deshidratación, disfunción de las glándulas salivales o por el uso de algunos medicamentos como los antihistamínicos, antieméticos, antidepresivos, tranquilizantes o las drogas de diseño ilegales. Debido a que la boca está seca, los dientes tienen significativamente menos protección contra el ácido.2