Paso 3:  Analizar el estado actual de la Cavidad Oral

Además de analizar la actividad de caries presente y pasada, es importante tener en cuenta otros factores que aumentan el riesgo de caries. La morfología y la alineación de los dientes, como por ejemplo áreas abarrotadas, dientes picados o ásperos, o dientes físicamente difíciles de limpiar, pueden aumentar el riesgo de caries. Las restauraciones con márgenes defectuosos también pueden aumentar el riesgo de caries porque proporcionan un nicho fisiológico perfecto que puede albergar bacterias cariogénicas.2