Paso 3: Considerar estrategias adicionales para pacientes especiales

Un grupo de pacientes que necesitan atención adicional son aquellos con sequedad de boca. Además del cepillado, la limpieza interdental, el uso de fluoruro y el cumplimiento de los consejos para modificar la dieta que se brindan por lo general, los pacientes con sequedad de boca pueden beneficiarse de beber agua durante todo el día y restringir la ingesta de sustancias que aumentan la sequedad de boca, como las bebidas que contienen cafeína. También puede ser beneficioso utilizar substitutos de saliva en forma de aerosoles, pastillas o enjuagues bucales, algunos de las cuales contienen fluoruro.2,3

Otro grupo de pacientes que necesitan atención adicional son aquellos que no pueden cuidarse a sí mismos, debido a una enfermedad o la edad. Muchos pueden tener una dieta que aumenta el riesgo de caries: por ejemplo, comer alimentos blandos para masticar y tragar más fácilmente, recibir medicamentos en forma de jarabe que contienen azúcar, o no consumir con frecuencia nutrientes que ayuden a los dientes, como el calcio y la vitamina C. Además, es posible que tengan cuidadores que no sean muy conscientes de la higiene bucal, o que no quieran o puedan pedir ayuda a sus cuidadores para limpiarse la boca. Según un estudio, solo el 5% de las personas mayores en hogares residenciales piden ayuda a sus cuidadores para limpiarse la boca.13,14

Otros pacientes que pueden necesitar otras estrategias son aquellos con sensibilidad dental debido a la exposición de la dentina, ya que deben utilizar una pasta dental para dientes sensibles. Aquellos que tienen depósitos duros de cálculo (sarro) también pueden necesitar ayuda adicional para controlar el sarro.2