Dieta

Los hábitos alimenticios afectan la salud bucal, así como el estado general de salud y bienestar. Se pueden establecer buenos hábitos alimenticios desde los 12 meses de edad y mantenerlos a lo largo de la niñez.4 La leche materna es superior ya que provee la mejor nutrición para los bebés.

Las investigaciones epidemiológicas muestran que la lactancia materna proporciona ventajas nutricionales, de desarrollo, psicológicas, sociales, económicas, ambientales y a nivel de la salud general. A su vez, reduce considerablemente el riesgo de contraer un gran número de enfermedades agudas y crónicas.

La leche materna es superior ya que provee la mejor nutrición para los bebés. Si bien por sí sola no provoca caries, si se combina con otros alimentos ricos en carbohidratos, es cariogénica.4

Enseñar a los padres/cuidadores las siguientes medidas preventivas puede ayudar a reducir la incidencia de dicha enfermedad.

  • Incentivar a los niños a beber agua, principalmente, y leche sola.5
  • Limitar al 100% el jugo. Según 2017 AAP recommendations:
    • No dar jugo a niños menores de 1 año.
    • Los niños de 1-3 años no deben consumir más de 4 onzas por día.
    • Los niños de 4-6 años no deben consumir más de 4-6 onzas por día.
  • Limitar el consumo de bocadillos (menos de 3 veces por día)
  • Sustituir los bocadillos con alto contenido de carbohidratos con bocadillos de queso y de proteína.