Prevención e higiene bucal

Al nacer, las encías del bebé deben limpiarse con un paño y agua.

El crecimiento de las bacterias cariogénicas y la dieta se combinan para promover el desarrollo de la placa y la consecuente producción de ácido. Se deben implementar prácticas de higiene bucal a más tardar con la erupción del primer diente de leche.

Limpiar los dientes del bebé desde su erupción, ya sea con un paño o cepillo de dientes suave, ayudará a reducir la colonización bacteriana. Los dientes deben cepillarse dos veces al día con pasta dental fluorada y un cepillo de dientes apropiado para la edad:

  • Para niños menores de tres años, untar el cepillo con pasta dental o usar una cantidad de pasta dental del tamaño de un arroz.
  • Para niños de tres a seis años, usar una cantidad de pasta dental del tamaño de una arveja
Cepille los dientes del niño. Usar hilo dental cuando los puntos de contacto entre los dientes se cierren.