Dentalcare.mx

Convulsiones de Pequeño Mal y Crisis de Ausencia

Se producen convulsiones de pequeño mal en el 25% de todos los pacientes con epilepsia y en el 5% de los pacientes pediátricos con epilepsia (son más comunes entre las edades de 3-15 años). Ocurren con frecuencia (episodios diarios múltiples) generalmente poco después de despertarse o durante períodos de inactividad.

Las manifestaciones clínicas son:

  • Falta de respuesta
  • Blefaroespasmo
  • Características tónicas o clónicas
  • Si el paciente está de pie, permanece de pie.
  • No hay aura o estado postictal
  • La duración no supera los 10 segundos.

Tratamiento de emergencia

El tratamiento de las convulsiones de pequeño mal y las crisis de ausencia consiste en proteger a la víctima de lesionarse. Incluso sin la ayuda del personal, la víctima corre poco o ningún peligro de muerte. La mayoría de las convulsiones duran de cinco segundos a dos minutos. En caso de que la convulsión dure más tiempo, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Reconocer el problema basado en el historial médico del paciente.
  2. Reconocer el problema (falta de respuesta a la estimulación).
  3. Discontinuar el tratamiento dental.
  4. Activar el sistema de emergencias del consultorio.
  5. Si el paciente está de pie, permítale continuar estar de pie. Si está en posición supina en el sillón dental, no cambie la posición excepto para elevar los pies.
  6. Una vez que cesa la convulsión (<5 minutos), tranquilizar al paciente.
  7. Dar de alta del paciente una vez que esté recuperado por completo, acompañado por un adulto responsable.

Si la convulsión dura más de 5 minutos:

  1. Activar el Servicio de Emergencias Médicas.
  2. Realizar SVB según sea necesario.
  3. Administrar diazepam (Valium) por vía intravenosa:
    • Niños hasta 5 años: 0,2-0,5 mg lentamente cada 2-5 minutos con un máximo de 5 mg.
    • Niños de 5 años y mayores: hasta 1 mg cada 2-5 minutos con un máximo de 10 mg.