Introducción

Si bien son poco frecuentes, en el consultorio dental pueden ocurrir emergencias médicas. Aunque la mayoría de las emergencias médicas ocurren en los pacientes adultos, las emergencias médicas pediátricas también pueden suceder. Las emergencias médicas pediátricas ocurren rápidamente, sin previo aviso y con posibles consecuencias graves debido a la fisiología poco desarrollada del niño y las pequeñas reservas de oxígeno. La resolución exitosa de la emergencia requiere que se reconozca el problema inmediatamente e iniciar el tratamiento definitivo de forma rápida.

El enfoque principal de este curso es el paciente dental pediátrico. Sin embargo, las emergencias médicas para adultos también se abordarán ya que los adultos acompañan a los pacientes pediátricos a sus citas. Aunque el niño es el que recibe tratamiento dental, existe una gran posibilidad de que sea el adulto acompañante el que experimente la emergencia. La emergencia médica más frecuente que presencian los dentistas es el síncope, y los adultos son quienes, por lo general, sufren estos episodios.

En una encuesta realizada en el 2004, en el curso de "Emergencias pediátricas en el consultorio dental" de la American Academy of Pediatric Dentistry (Academia Estadounidense de Odontopediatría), se informó que la incidencia de las situaciones de emergencia específicas, según un grupo de 66 odontopediatras durante un período de 10 años, fue:

Incidencia de situaciones específicas de emergencia.
Situación N° de incidentes
Síncope (desmayo) 75 (padres es su mayoría)
Histeria 23 (niños en su mayoría)
Alergia leve 22
Convulsiones 13
Hipoglucemia 9
Hiperventilación 7
Aspiración 5
Dificultad respiratoria 4
Broncoespasmo 3
Obstrucción de las vías respiratorias 3
Alergia anafiláctica 1
Sobredosis de fármacos 1
Sobredosis de anestesia local 1
Paro cardíaco 1
Fuente: Encuesta del curso de la AAPD de 2004, “Emergencias pediátricas en el consultorio dental”.

El manejo exitoso de las emergencias médicas requiere preparación, prevención y conocimiento efectivos, no solo por parte del odontólogo, sino también por todo el personal dental.