Láseres de Erbio

Los láseres de Erbio se construyen con dos cristales diferentes: el Er:YAG (cristal de granate de aluminio e itrio) y Er,Cr:YSGG (cristal de granate de galio escandio e itrio sensibilizado con cromo). Tienen diferentes longitudes de onda: el Er:YAG tiene 2940 nm y el Er,Cr:YSGG tiene 2780 nm. Aunque son similares, existe una diferencia significativa en cuanto a la absorción de agua. La longitud de onda del Er:YAG coincide con el pico de absorción de agua en el espectro infrarrojo, mientras que el Er,Cr:YSGG presenta una absorción menor. También se ha demostrado que el Er,Cr:YSGG tiene una penetración térmica significativamente más profunda en la estructura dental. En términos generales, se comportan de manera similar y simplemente se les llamará láseres de erbio.

Los láseres de erbio están diseñados para tratar tejidos blandos y duros. Además, cuentan con la mayor cantidad de permisos de la FDA para diversos procedimientos dentales. Su cromóforo primario es el agua, pero la absorción de hidroxiapatita se produce en menor grado. Las interacciones fototérmicas predominan en los procedimientos con tejidos blandos; y las fotodisruptivas, en los procedimientos con tejidos duros. La relajación térmica es excelente; y ocurre muy poco daño térmico colateral en los tejidos cuando se siguen los parámetros adecuados.

La preparación del diente es bastante eficiente con los dispositivos de erbio, y se pueden realizar muchos procedimientos sin anestesia local. La capa de frotis se elimina prácticamente, y el láser tiene un efecto desinfectante significativo en la dentina y en el esmalte que se restaurará. El corte de hueso con láseres de erbio produce traumatismos térmicos y mecánicos mínimos en los tejidos adyacentes. Se ha demostrado el efecto atraumático y la excelente respuesta curativa después de la resección ósea con erbio.12 Por lo general, se usan pulsos muy cortos de láser de 50 a 100 microsegundos para realizar procedimientos con tejidos duros.

Los láseres de erbio también son excelentes dispositivos para tratar tejidos blandos. Los principales parámetros que difieren del uso con tejidos duros son: una duración mucho más prolongada del pulso (300-1000 microsegundos) y menos o ausencia de pulverización de agua. Si bien la configuración es un poco más térmica que la que se usa con los tejidos duros, persiste la relajación térmica y una mínima penetración de calor en los tejidos subyacentes. En consecuencia, los médicos habitualmente observan que la curación es rápida y que el dolor postoperatorio es mínimo cuando se realizan procedimientos de tejidos blandos con láseres de erbio. Se pueden utilizar en cualquier caso donde se emplee un bisturí, incluidos los procedimientos periodontales, contorneado gingival, biopsias, frenectomías, procedimientos pre-protésicos y similares. Los láseres de erbio también se pueden usar para limpiar de manera segura las superficies de las raíces durante los procedimientos periodontales, lo que tiene el beneficio adicional de descontaminar las superficies radiculares.25