Apariencia clínica, Sondeo, Sangrado y/o Supuración

Los signos de la mucositis periimplantaria son similares a aquellos de la enfermedad gingival. En la mucositis, el color del tejido blando cambia de rosado pálido a más rojizo, o incluso puede aparecer azulado o cianótico (Imagen 5A). Puede presentarse un edema del margen gingival como redondeado o hinchado en vez de filoso (Imagen 5B). La papila interdental puede verse sin punta (Imagen 5C). Puede observarse sangrado espontáneo o causado por el sondeo y/o la supuración.

Imagen 5A. 
Imagen que muestra una encía cianótica
Obsérvese la encía cianótica.
Imagen 5B. 
Imagen que muestra un margen hinchado y redondeado alrededor del implante.
Obsérvese el margen hinchado y redondeado alrededor del implante.
Imagen 5C. 
Imagen que muestra una papila con forma de bulbo, roja, con sangrado espontáneo, distal del implante #8.
Obsérvese la papila con forma de bulbo, roja, con sangrado espontáneo, distal del implante #8.

Durante el sondeo, la presión ejercida no debe superar los 0,25N para proteger los tejidos blandos adyacentes. El uso de una sonda de plástico evita que la superficie del implante se raye. Incrementar las profundidades de sondeo, especialmente si hay sangrado y/o supuración, si se compara con el sondeo de referencia (cuando se colocó el implante final) puede ayudar al diagnóstico temprano. Sin embargo, el sondeo en profundidades mayores y la presencia de sangrado y/o supuración no permiten distinguir entre mucositis periimplantaria y periimplantitis.8