Movilidad

Si el implante se mueve, el único tratamiento posible es quitarlo. A menudo, la movilidad se detecta en la prótesis o en un componente del pilar. Tal situación puede conducir a una pérdida ósea futura, pero no afecta significativamente el pronóstico inmediato del implante. No obstante, los componentes protésicos flojos generan un espacio al que se adhiere la película, lo cual desencadena el proceso inflamatorio que conduce a la enfermedad periimplantaria.