Dentalcare.mx

Conclusión

Los odontólogos deben comprender la composición y las propiedades de los materiales estéticos y restauradores y su respectiva biocompatibilidad. Se deben desarrollar planes individualizados cuando se realizan procedimientos preventivos que se basen en la salud del paciente y las necesidades de restauración. Los higienistas dentales deben vigilar detenidamente las restauraciones para detectar signos de desgaste y la necesidad de un reemplazo. Por ejemplo, puede ser beneficioso pulir la amalgama antes de colocar el material restaurador. A través de una documentación consistente de los resultados y una buena comunicación con el dentista, será posible cuidar de forma excelente las restauraciones dentales del paciente.