Introducción

Los odontólogos y, especialmente, los higienistas dentales cumplen un rol importante en el mantenimiento de las restauraciones dentales. El higienista dental tiene la responsabilidad de evaluar y mantener adecuadamente la condición de las restauraciones de los pacientes. El desafío radica en mantener la apariencia de las restauraciones sin dañarlas en el proceso. Esto es especialmente difícil en el caso de las restauraciones estéticas que se asemejan estrechamente a los dientes naturales.1

El presente curso analiza los efectos de los procedimientos preventivos comunes en las restauraciones estéticas y la mayor posibilidad de retención bacteriana como resultado. Se brindan consejos para mantener las restauraciones estéticas y se sugieren alternativas para la pasta de profilaxis habitual. Se incluyen indicaciones y contraindicaciones para realizar procedimientos de acabado/pulido en las restauraciones de amalgama.