Anatomía en estados periodontales enfermos

Identificación de estados periodontales enfermos

pg06a
La gingivitis y la periodontitis se clasifican como enfermedades separadas. La gingivitis es una inflamación de la encía marginal que no produce ni pérdida de inserción ni pérdida ósea. Las bolsas gingivales que pueden producirse con la gingivitis son en realidad seudobolsas, que se deben a hipertrofia gingival y no afectan la migración apical de la inserción gingival ni causan pérdida ósea.
La periodontitis ocurre cuando el epitelio crevicular y la inserción periodontal se desplazan en dirección apical a lo largo de la raíz del diente. El hueso alveolar también se resorbe hacia el ápice del diente durante el proceso patológico. Se cree que la placa bacteriana patógena induce una respuesta inmunológica inflamatoria, lo que puede poner en riesgo las estructuras periodontales. La placa constaría de organismos patógenos en cantidades suficientemente grandes para inducir una respuesta en un huésped susceptible. Estos eventos pueden verse influidos por factores genéticos y sistémicos. Puesto que la placa bacteriana suele considerarse el denominador común de las periodontopatías, gran parte del esfuerzo se ha concentrado en estrategias antimicrobianas como la limpieza y el raspado y alisado radicular y medidas de rutina de higiene bucal.

La pérdida ósea se evalúa invariablemente durante la exploración periodontal. En el ámbito clínico, se cuantifica la movilidad de los dientes, así como la afectación de las furcas. La movilidad de los dientes puede variar de primer grado, movimiento horizontal de la corona del diente de hasta 1 mm, a tercer grado, movimientos horizontales y verticales de la corona. En el ámbito radiográfico, el hueso alveolar se examina en cuanto a altura, pérdida ósea horizontal o vertical y signos de afectación de las furcas. Las evidencias radiográficas de pérdida ósea se pueden confirmar por visualización directa si se lleva a cabo una cirugía de colgajo abierto. Si la pérdida ósea es horizontal, el injerto de hueso no está indicado. Si la pérdida ósea se conforma de manera angular y forma defectos infraóseos, los procedimientos regenerativos pueden ser útiles.

pg06b