Antisépticos

Se ha demostrado que los antisépticos, administrados por enjuague e irrigación, son eficaces para controlar la gingivitis, pero no la periodontitis. Por lo general, los agentes no permanecen en el sitio durante tiempo suficiente para que el efecto antimicrobiano cause beneficios cuantificables en cuanto a la profundidad de las bolsas o niveles de inserción.