Opciones terapéuticas

Información general

El sexto objetivo didáctico de este curso es evaluar si las estrategias de conservación o aumento del hueso satisfacen los objetivos de la salud periodontal. Las recomendaciones del odontólogo para el paciente en lo que respecta a procedimientos y productos para control de la placa, son esenciales para el logro del objetivo de una inserción periodontal sana para toda la vida. Asimismo, está demostrado que estrategias no quirúrgicas como el raspado y alisado radicular (RAR), el uso de antimicrobianos locales de liberación sostenida y de tetraciclinas subantimicrobianas sistémicas, mejoran la salud periodontal (cuantificada mediante factores como la disminución de la profundidad de las bolsas, el aumento de los niveles de inserción, el aumento del hueso, la disminución de la necesidad de terapias quirúrgicas) en los ensayos clínicos prospectivos, aleatorizados y controlados, lo que representa la regla de oro de la práctica clínica basada en evidencias. La mayoría de las terapias quirúrgicas han sido evaluadas clínicamente mediante los resultados de una serie de reportes de caso y de la investigación con modelos animales. En general, no es posible aplicar el método a doble ciego en los ensayos sobre la terapia quirúrgica, de modo que los resultados clínicos pueden ser menos predecibles debido a la variabilidad de factores como la habilidad y experiencia del profesional de la salud, la subjetividad, los procedimientos, la reproducibilidad de las mediciones de resultados, etc. Además, puede no haber consenso en cuanto a qué constituye una salud periodontal aceptable. Algunos profesionales pueden considerar que la conservación de los dientes y la ausencia de signos de infección son criterios de valoración aceptables. Para otros, lo importante es la altura óptima del hueso. A pesar de estas controversias e inquietudes, las terapias quirúrgicas periodontales de tipo óseo y regenerativo constituyen una opción que es muy efectiva para muchos pacientes idóneos. Las terapias quirúrgicas y no quirúrgicas pueden trabajar juntas para satisfacer las necesidades del paciente en lo que respecta al manejo de una enfermedad crónica incurable; sin embargo, en la actualidad, los datos clínicos a largo plazo son mixtos cuando se comparan los resultados de las terapias quirúrgicas con los de las terapias no quirúrgicas.10 La mayoría de los expertos reconocen que el objetivo de todas las terapias periodontales es disminuir, eliminar o reparar los daños en las estructuras periodontales resultantes de los efectos perjudiciales de la respuesta del huésped a los organismos patógenos.