Desventajas de las imágenes digitales intraorales

Costos5 – Los costos iniciales asociados con el equipamiento digital constituyen la desventaja principal para los profesionales dentales. La computadora, los programas informáticos y los sensores digitales pueden ser costosos. Asimismo, como otros elementos del equipamiento dental, requieren mantenimiento, reparaciones, actualizaciones del software y los reemplazos necesarios para cambiar la película radiográfica por la imagen digital. Del mismo modo que con la película radiográfica, la producción de imágenes digitales requiere que los odontólogos mantengan la asepsia y el control de infecciones cuando están tomando imágenes. Se deben comprar barreras descartables para colocar sobre los platos de fósforo y sensores duros, ya que los sensores no pueden esterilizarse. Los platos de fósforo pueden reutilizarse un cierto número de veces, y luego deben ser reemplazados. En el caso de que se dañen, es necesario reemplazarlos. Los platos de fósforo dañados pueden oscurecer la imagen e impedir al odontólogo hacer un diagnóstico completo.

Comodidad del paciente5 – Los sensores directos son duros y no flexibles, como la película. Pueden ser bastante gruesos, según el fabricante. Sin embargo, algunos sensores duros disponibles en el mercado tienen un excelente contraste y densidad, y permiten realizar un mejor diagnóstico de lesiones incipientes. De hecho, desde hace pocos años la calidad de los diagnósticos ha mejorado de forma considerable como consecuencia de los avances tecnológicos de los sensores duros. Sin embargo, la falta de comodidad del paciente y la colocación intraoral limitada del sensor debido a la anatomía del paciente son desventajas por las que algunos profesionales deciden no comprar sensores duros. Resulta necesario que el personal dental se capacite y aprenda cómo ubicar los sensores para lograr la mayor cobertura de la anatomía.

Aspectos médico-Legales5 – Los fabricantes han abordado algunas cuestiones en relación a la edición de imágenes. El software dental emite alertas si la imagen editada no corresponde a la imagen original. Se recomienda guardar copias de las imágenes originales en la computadora o en el servidor de la red. Los expertos en el área de registros dentales digitales fraudulentos recomiendan adjuntar metadatos al contenido digital. En la odontología forense, se utilizan metadatos y marcas de agua con el fin de desalentar la manipulación de documentos.3,5