Infarto de Miocardio

El infarto de miocardio (Tabla 5) es provocado por una anoxia repentina en una parte del corazón que ocasiona necrosis en el tejido miocárdico. La anoxia es causada por determinadas afecciones que dan lugar a la formación de placas ateroscleróticas. En etapas posteriores, dichas placas pueden alterarse y contribuir a la formación de un trombo. Las placas ateroscleróticas y los trombos obstaculizan el flujo de la sangre a las arterias grandes y medianas del corazón. Un historial de enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus y enfermedades cerebrovasculares incrementa el riesgo general de infarto de miocardio preoperativo.

Tabla 5. Infarto de miocardio.

Prevención:
  • Identificar al paciente de riesgo
    • Reducir ansiedad
    • Aplicar anestesia local intensa
      • Utilizar agentes anestésicos locales con vasoconstrictores conforme la capacidad funcional del paciente
Signos y síntomas:
  • Dolor de pecho retroesternal intenso por más de 3-5 minutos
    • Irradiado a los brazos, cuello, hombros o mandíbula
  • Debilidad, vértigo, mareos leves
  • Náuseas y/o vómitos
  • Disnea, taquipnea o apnea
  • Piel pálida o ceniza (especialmente alrededor de la cara)
  • Diaforesis 
    • Piel fría, viscosa
  • Hipotensión
    • Presión arterial sistólica <90 mm Hg
  • Taquicardia (más de 100 latidos/minuto)
    • Palpitación
Respuesta de emergencia:
  • Colocar al paciente en posición vertical o semireclinada
    • Llamar a los servicios de emergencia
      • Administrar oxígeno
        • 6 L/min por cánula nasal
      • Indicar al paciente que tome una aspirina para adultos de 325 mg, excepto que esté contraindicado. 
      • Controlar los signos vitales
        • Si en algún momento el paciente no responde, no respira normalmente y no tiene pulso, considerar el diagnóstico de paro cardíaco
          • Iniciar RCP y desfibrilación de forma inmediata conforme las recomendaciones dadas.
Obsérvese:
  • Signos de recuperación: disminución del dolor, signos vitales recobran valores de referencia.
  • Signos de deterioro: dolor persistente, signos vitales inestables, actividad mental alterada (pérdida de conciencia)
  • Los signos y síntomas del infarto de miocardio pueden variar de un malestar leve o vago a un choque cardiogénico con una tasa general de mortalidad de más de 80%.
  • El paciente con negación puede minimizar los síntomas, y los pacientes mayores y diabéticos poseen mayor incidencia de infarto de miocardio silencioso caracterizado por síntomas imprecisos de dificultad para respirar, molesta epigástrica, hipotensión, y estado mental alterado.
  • Deben trascurrir más de 60 días luego de producido el infarto de miocardio antes de llevar a cabo procedimientos opcionales no cardíacos, por ejemplo, cuidado dental 
  • El infarto de miocardio reciente, considerado como aquél que ocurrió dentro de los 6 meses de llevada a cabo una cirugía no cardíaca, es un factor de riesgo independiente de un ACV preoperatorio.