Dentalcare.mx

Insuficiencia en la ventilación

La insuficiencia en la ventilación (Tabla 8) se define como un aumento en la concentración de CO2 cuando la ventilación alveolar está disminuida o no responde adecuadamente a la mayor producción de CO2. Las causas más comunes son el aumento fuerte de asma y EPOC. El asma es una inflamación diseminada de las vías respiratorias provocada por alérgenos domésticos (ácaros, mascotas) y ambientales (polen) en pacientes genéticamente susceptibles, lo que provoca broncoconstricción reversible. La EPOC (bronquitis crónica, enfisema) es una obstrucción reversible de las vías respiratorias provocada por una reacción inflamatoria a toxinas, como el humo de cigarrillo.

Tabla 8. Insuficiencia en la ventilación

Prevención:
  • Identificar al paciente de riesgo
    • Reducir estrés
    • No recetar ni administrar depresores respiratorios e inhibidores de COX
    • Aplicar anestesia local intensa
      • Utilizar agentes anestésicos locales con vasoconstrictores conforme la capacidad funcional del paciente
Signos y Síntomas:
  • Tos, jadeo, dificultad para respirar (disnea)
  • Ansiedad, inquietud, agitación
  • Palidez o cianosis en los labios
  • Uso notorio de músculos complementarios de la respiración 
  • El paciente puede estar confundido o letárgico
  • Insuficiencia respiratoria (en casos de reagudización)
Respuesta de emergencia:
  • Colocar al paciente en posición vertical
    • Aplicar un broncodilatador agonista beta 2 de acción corta 
      • De dos a 4 puffs de albuterol con un inhalador dosificador (hasta 3 veces con intervalos de 20 minutos)
    • Administrar oxígeno
      • Los pacientes con asma no necesitan O2 a menos que la saturación de O2 sea <90% conforme el oxímetro de pulso
        • De 2 a 4 L/minuto por cánula nasal
      • Los pacientes con EPOC requieren suplemento de O2, incluso aquellos que no lo necesitan de forma crónica
        • 2 L/minuto por cánula nasal (niveles más altos de O2 pueden empeorar la insuficiencia respiratoria)
  • Si el paciente empeora
    • Llamar a los servicios de emergencia
      • Controlar los signos vitales
        • Si en algún momento el paciente no responde, no respira normalmente y no tiene pulso, considerar el diagnóstico de paro cardíaco
          • Iniciar RCP y desfibrilación de forma inmediata conforme las recomendaciones dadas.
Obsérvese:
  • Signos de recuperación: el ritmo y tipo de respiración vuelve a la normalidad
  • Signos de deterioro: sin mejoras en el ritmo y tipo de respiración, aumento de cianosis 
  • Al ventilar a un paciente, apretar la bolsa únicamente hasta que se sienta resistencia o hasta que el pecho comience a elevarse. Permitir tiempo de espiración 
    • Intentar ventilar con gran volumen de aire o de forma muy rápida puede aumentar la obstrucción de aire y provocar neumotórax.
  • Los pacientes con un ataque de asma particularmente grave en curso (estado asmático) que no responden al tratamiento normal pueden sufrir un paro respiratorio grave o incluso morir.