Introducción

La obligación primordial y responsabilidad fundamental del personal de la salud bucal es brindar servicios preventivos, de diagnóstico y terapéuticos de calidad y en forma oportuna dentro de los límites de las circunstancias clínicas que presenten los pacientes. Debido a que cada vez más pacientes con problemas médicos solicitan tratamiento dental, el personal de salud bucal puede tener que lidiar con situaciones que pongan en peligro el bienestar físico de pacientes en riesgo.

Por lo tanto, se entiende que el personal de salud bucal debe contar con el conocimiento y las herramientas necesarias para determinar la capacidad tanto física como emocional de sus pacientes para someterse y responder al cuidado dental.1 Las actividades de diagnóstico deberían ser efectivas para crear una base de datos que sirva como referencia para los problemas médicos significativos y, sobre todo, la base de datos debe identificar aquellos pacientes en riesgo que puedan sufrir una emergencia médica durante el período preoperatorio.

La información más precisa que se encuentra disponible sobre los tipos e incidencia de las emergencias médicas en consultorios dentales se basa en dos estudios prospectivos independientes.2 Durante un período de 10 años, 4.309 odontólogos documentaron 30.602 emergencias médicas (cuadro A) que se clasificaban en 6 categorías principales: episodios (1) cardiovasculares, (2) respiratorios, (3) endócrinos, (4) alérgicos, (5) neurogénicos y (6) tóxicos. Los datos también indican que la tasa de emergencias médicas por odontólogo por año es baja (0,5 por año).

Cuadro A. Emergencias médicas en los consultorios dentales. 2

Diagnósticos Porcentaje del total en 10 años Número total por odontólogo por año
Síncope 30,1 0,15
Reacción alérgica leve 18,7 0,09
Hipotensión postural 17,9 0,08
Hiperventilación 9,6 0,04
Hipoglucemia 5,1 0,02
Angina de pecho 4,6 0,02
Convulsiones 4,6 0,02
Asma 2,8 0,01
Sobredosis de anestesia local 1,5 0,007
Infarto de miocardio 1,4 0,007
Anafilaxia 1,2 0,006
Paro cardíaco 1,1 0,005
Otros 1,4 0,007

La falta de preparación para responder a los problemas médicos preoperatorios emergentes resulta inexcusable; someterse a la censura pública o ser acusado de negligencia es una agonía que es mejor prevenir. Consecuentemente, el personal de salud bucal debe (1) estar preparado para desempeñar el rol de “primeros intervinientes”; (2) reconocer los factores predisponentes y los signos y síntomas de las emergencias médicas; (3) actuar para estabilizar al paciente; y (4) buscar ayuda, por ejemplo, llamar a los servicios de emergencias médicas.2-10

El personal de salud bucal debe proporcionar cuidados de emergencia dentro del marco del consultorio dental. Como mínimo, en caso de una emergencia médica potencialmente mortal, los profesionales dentales deben saber implementar las técnicas de soporte vital básico (SVB) para estabilizar al paciente hasta la llegada de los servicios de emergencia. Debe establecerse enfáticamente que las actividades de soporte vital avanzado (SVA) no deben llevarse a cabo sin contar con la capacitación debida y el mantenimiento de las habilidades.