Diabetes tipo 2: Características

Los individuos con diabetes tipo 2 tienen niveles de insulina normales, más altos o más bajos, debido al funcionamiento anormal de las células beta. La necesidad de insulina exógena en la diabetes tipo 2 es variable. Los individuos con diabetes tipo 2 pueden controlar sus niveles glucémicos con tratamiento médico nutricional (TMN) y ejercicio nada más, con la ayuda de medicamentos antidiabéticos, o con inyecciones de insulina

Los resultados de la diabetes tipo 2 son: hiperglucemia, resistencia a la insulina o hiperinsulinemia. Al igual que la diabetes tipo 1, los individuos con diabetes tipo 2 pueden recibir el diagnosticó a cualquier edad, pero por lo común, después de los 30 años de edad. El número de adolescentes con diabetes tipo 2 está en aumento, sobre todo entre los grupos demográficos afroestadounidense, nativo estadounidense e hispano. Cabe destacar que la diabetes tipo 2 se puede retardar o prevenir con modificaciones en el estilo de vida, como tomar consciencia del consumo alimenticio apropiado, actividad física y control del peso.

Puesto que muchos individuos con diabetes tipo 2 son asintomáticos, pueden transcurrir años antes de que se descubra el diagnóstico. La diferencia de tiempo entre la hiperglucemia inicial y el diagnóstico es de aproximadamente 6.5 años en promedio; por lo tanto, es frecuente que los individuos tengan características de complicaciones a largo plazo antes del diagnóstico.Además de preguntar sobre los síntomas relacionados con hiperglucemia o hipoglucemia, en el historial médico deberán incluirse preguntas acerca de las indicaciones de las complicaciones a largo plazo. In addition to asking about symptoms related to hyper- or hypoglycemia, the medical history should include questions regarding indications of the long-term complications.

Los odontólogos deberán tener presente el estado hiperglucémico hiperosmolar (EHH). Esta es una emergencia médica potencialmente mortal, asociada con la diabetes tipo 2, en la que los valores glucémicos suelen ser de más de 600 mg/dL. Los signos y síntomas son: deshidratación y disfunción neurológica.