Discusión

Atender al paciente en el entorno odontológico requiere habilidades de pensamiento esenciales. Los pacientes suelen presentarse con historiales médicos complejos que incluyen síntomas de diabetes antes de establecer el diagnóstico formal. El odontólogo tiene una excelente oportunidad de identificar síntomas a corto y a largo plazo relacionados con la diabetes en el paciente asintomático. Al investigar y hacer preguntas pertinentes cuando surge la oportunidad, el odontólogo puede alterar el curso clínico de la diabetes del paciente e, idealmente, disminuir el tiempo durante el que este se verá expuesto a altos niveles de factores de riesgo adversos como hipertensión, obesidad y tolerancia a la glucosa alterada. Una vez controlados los factores de riesgo, las complicaciones se pueden aminorar porque las de tipo macrovascular (que afectan las arterias grandes) y microvascular (que afectan los vasos sanguíneos pequeños y capilares) son la principal causa de morbidez y mortalidad. Además, el costo del control de estas complicaciones es prohibitivamente elevado. Sigamos imponiéndonos el reto de aceptar un nuevo paradigma de atención en el Siglo XXI, que también se enfoque en el bienestar del paciente y en la detección oportuna de enfermedades sistémicas como la diabetes.