Hipoglucemia

No todos los pacientes con diabetes experimentan hipoglucemia. Los que son tratados con insulina o medicamentos antidiabéticos (es decir, sulfonilureas y meglitinidas) y entre cuyos efectos secundarios figura la hipoglucemia, pueden tener dificultades. Se recomienda una cita programada después de una comida o un refrigerio en el caso de los pacientes que están en riesgo de hipoglucemia. A la mayoría de los pacientes con diabetes se les recomienda consumir una comida o un refrigerio cada 4-5 horas. A las pacientes con diabetes gestacional se les recomienda comer cada 2-3 horas.

Para evitar episodios hipoglucémicos durante un procedimiento odontológico, incluso una profilaxis, se deben medir los valores glucémicos. Si la concentración glucémica es inferior a 70 mg/dL, trate al paciente del modo correspondiente. El paciente deberá consumir 15- 20 gramos de una fuente de carbohidratos (Tabla 5) y volver a medir la concentración glucémica 15 minutos más tarde. Si el valor glucémico es superior a 70 mg/dL, el paciente deberá consumir una comida o un refrigerio para prevenir la reincidencia de la hipoglucemia antes de proseguir con el tratamiento odontológico. Si el valor glucémico sigue siendo inferior a 70 mg/dL, repita el tratamiento. Las citas prolongadas requerirán otra medición de la glucemia a fin de asegurar que los valores no caigan a menos de 70 mg/dL. Las mediciones al final de las citas son importantes para cerciorarse de que el paciente pueda retirarse del consultorio de manera segura, en particular los que tienen que conducir.

Tabla 5. Fuentes de carbohidratos para el tratamiento de pacientes con hipoglucemia (70 mg/dL o menos). 6
  • 3 comprimidos de glucosa
  • 1 tubo de gel de glucosa
  • 8 caramelos macizos (discos)
  • 2 cucharadas de uvas pasas
  • 120 mL de refresco gaseoso normal
  • 120 mL de jugo de fruta
  • 240 mL de leche descremada
Estas opciones elevarán rápidamente los valores glucémicos. Los alimentos ricos en grasas retardarán la absorción.

Los medicamentos antidiabéticos, es decir, los inhibidores del alfa-glucosidasa, no causan hipoglucemia por sí mismos. No obstante, suelen recetarse en combinación con otro medicamento antidiabético que podría causar hipoglucemia o con insulina. Solamente una fuente alimenticia de glucosa o de lactosa puede tratar de modo efectivo la hipoglucemia con esa combinación. Por lo tanto, el botiquín de emergencias odontológicas deberá contener una fuente de glucosa (es decir, comprimidos o gel de glucosa) o de lactosa (es decir, leche o yogur semidescremados o descremados) para el tratamiento de la hipoglucemia.

Si el episodio hipoglucémico es grave y el paciente no puede deglutir, se deberá administrar glucagón para elevar los valores glucémicos. El glucagón aumentará la liberación de glucosa hepática, lo que redundará en liberación de insulina. El glucagón también deberá ser parte del botiquín de emergencias odontológicas y algunos integrantes del equipo odontológico o todos ellos tendrán la capacidad de administrarlo.