Dentalcare.mx

Potencial cariogénico

Los azúcares simples como la sacarosa, la fructosa, la lactosa, la galactosa y la glucosa fomentan la colonización y el crecimiento de las bacterias vinculadas a las caries, particularmente la bacteria Streptococcus mutans.2 Los estudios indican que los pacientes que consumen dietas altas en sacarosa tienen un mayor recuento de S. mutans y mayor incidencia de lesiones de caries tempranas. Aunque se reconoce que el almidón tiene una menor carcinogenicidad que la sacarosa, se ha demostrado que el consumo frecuente de almidón produce un gran número de lesiones de caries. La razón es que la enzima de la saliva denominada amilasa descompone el almidón en maltosa. La maltosa luego se metaboliza en los ácidos que producen la desmineralización.3

Por el contrario, la restricción dietética de carbohidratos fermentables y almidones cocidos reduce el nivel de organismos cariogénicos en los seres humanos. El estudio de Hopewood House en Australia, un estudio de intervención de 15 años de duración en Australia,4 evaluó los efectos clínicos de una dieta con restricción de sacarosa en 81 niños de 4 a 9 años. Al inicio del estudio, el 78% de los niños no tenían caries, y el 53% se mantuvo sin caries a los 13 años. Este dato era significativamente más alto que la proporción de los niños de 13 años sin caries dentro de la población residencial: sólo el 0,4%. Cuando los niños de Hopewood House eran reubicados al ser mayores, ya no seguían esta dieta estricta. El resultado fue un aumento abrupto de las caries, similar a otros niños, lo que indica que los dientes no adquieren una resistencia permanente a la caries dental.

Imagen 1. El número de dientes cariados, perdidos y obturados (CPOD) en la población general en comparación con los niños de Hopewood House.

1
Adaptado de: Harris R. The biology of the children of Hopewood House, Bowral, N.S.W.: VI. The pattern of dental caries experience. Aust Dent J. 1967; 3:220-227.